No clasificado

MARCHA DE LA PAZ EN EL FRENTE DE GUERRA DE 1915-18

Durante una semana, del lunes 7 de septiembre al viernes 11 de septiembre de 2020, algunos de nuestros miembros caminaron parte del Sentiero della Pace (Camino de la Paz) que recorre el Frente Italiano o el Frente Alpino de la Primera Guerra Mundial durante 650 km. Aquí es donde se enfrentaron los ejércitos italiano y austro-húngaro entre 1915 y 1918. La ruta elegida se encuentra en los Prealpes de Vicenza, en las proximidades de Rovereto y del Lago de Garda.

Se trataba de descubrir en los lugares de esta «Gran Guerra», como la llaman los italianos, la durísima realidad de una guerra de montaña, poco conocida en Europa, pero que causó cerca de un millón de víctimas en los cuerpos militares de ambos países.

El hecho que más nos impresionó fue el esfuerzo sobrehumano exigido y realizado por los soldados de ambos bandos para estabilizar la línea del frente en una guerra de trincheras en las alturas donde las montañas y el clima estacional desafiaban a cualquier naturaleza humana. De ahí el nombre que también se le da de «Guerra Blanca».

Hemos alcanzado algunos de los puntos más destacados del Camino de la Paz mientras los experimentábamos. Las subidas y bajadas son impresionantes y a veces muy empinadas. Los letreros y paneles didácticos nos ayudaban a entender lo cerca que estaban los soldados enemigos de matarse unos a otros.

Los numerosos alambres de púas y osarios, así como los restos de fortificaciones son los testigos silenciosos que han dado vida en nuestra imaginación a la realidad de este frente alto, único en su género en Europa (la distancia que recorrimos durante esta semana fue de entre 1.400 y 2.300 metros sobre el nivel del mar).

Habiendo experimentado la niebla en las cumbres, entendimos cómo los inviernos fueron los primeros enemigos de los soldados. Cientos de soldados no pudieron llegar a los refugios y murieron enterrados en las tormentas de nieve.

Con nuestros cinco sentidos captamos las realidades de esta guerra, que no pueden ser transmitidas de la misma manera a través de libros o virtualmente. En este camino de la paz nos dimos cuenta rápidamente de cómo la guerra deshumaniza a los soldados. Los muertos a menudo sólo han tenido derecho a cementerios improvisados en las montañas.

Pero en todo momento, las magníficas vistas desde estas alturas y la naturaleza pacífica de los paisajes contrastan con la cruel e inhumana realidad de la Gran Guerra. Así, el horror y lo absurdo de la guerra nos llevó al frente en el Monte Pasubio, donde durante una ofensiva austríaca murieron 2.800 soldados italianos en un solo día. Fue seguido por la explosión de un pico, el «dente italiano», donde murieron 500 soldados.

El último día visitamos el Museo della Grande Guerra en Rovereto, también llamado «Città della Pace», que entre otras cosas presenta buena documentación sobre este conflicto. Esa misma noche fuimos testigos de los cien golpes de la Campana della Pace (con un peso de 22 toneladas), instalada en las alturas de esta ciudad. De hecho, de lunes a sábado a las 21:30 y también el domingo al mediodía, el sonido de esta campana nos recuerda que la Paz sigue siendo un bien que hay que defender y preservar. La Campana fue construida el 30 de octubre de 1924 con el bronce fundido de los cañones donados por los países que participaron en la Primera Guerra Mundial. Al año siguiente (24 de mayo de 1925) fue «bautizada» con el nombre de «Maria dolens». Honra a los muertos de todas las guerras, llamando a una coexistencia pacífica entre todos los países del mundo.

Las fotos tomadas en el camino constituirán un calendario para el año 2021, disponible a partir de noviembre en nuestra página web.

Los beneficios de su venta están destinados a alimentar la beca de un joven estudiante ucraniano que abandonó su ciudad natal, ocupada por separatistas prorrusos que, por su rusificación y el empobrecimiento de la población, impiden la realización de estudios reconocidos en Ucrania. Por eso, en septiembre comenzará sus estudios en la Universidad de Kharkiv, en la Ucrania libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.